Máncora posee un clima cálido tropical o de sabana tropical con un promedio de 26 ºC. Los meses calurosos, que son de diciembre a abril, se caracterizan por lluvias ligeras en las noches y una temperatura que puede llegar fácilmente a los 35 °C. Con ocurrencia del fenómeno del Niño, puede llegar hasta 40 °C. En el resto de año, la temperatura de día rara vez baja de los 26 ó 27 °C aunque en los inviernos; de junio a setiembre, las noches son frescas, ventosas y la temperatura mínima baja a 17 °C. La primavera (noviembre y diciembre) y el otoño (mayo y junio) mantiene temperaturas que oscilan entre 30 °C y 19 °C respectivamente.

La temperatura del mar en Piura y Tumbes es variante. La temperatura oscila entre 27 °C y 22 C° durante los meses de verano (de diciembre a abril) y el resto del año entre los 22 °C y 19 °C; cosa que lo diferencia del resto de playas peruanas más al sur de estas regiones, puesto que estas raramente suben de los 19 °C, aun en épocas de verano. Esto se debe a la importante influencia de la corriente de Humboldt.

Máncora se caracteriza por sus playas de arenas color entre beige claro y semi-anaranjado, sus aguas cristalinas de color Verdi-azul (verano) y turquesa (invierno) (profundamente azules durante las mañanas), tablazos costeros y colinas arenosas, fauna de algarroba, y su sabana tropical o bosque seco ecuatorial colindante a pocos km de la costa.

Debido al benigno clima seco-tropical de Máncora (no tan húmedo como otras regiones tropicales, aunque siempre muy caluroso y con un sol igual o más radiante) es una zona ideal para el buceo y el surf. La comida marina norteña (Sechura, Paita, Piura y Tumbes) de Perú es una de las más variadas de la costa y posee el privilegio de tener las dos corrientes marinas todo el año (fría de Humboldt y caliente del Niño); la cual nos brinda con deliciosos platos marinos como ceviches preparados con mero, pez espada y langostino, entre otras delicias.